EMOCIONES Y SENTIMIENTOS


Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos".
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito...

Pablo Neruda


      A diario, los periodicos nos acosan con noticias que hablan del aumento de la inseguridad y de la degradacion de la vida ciudadana, fruto de una irrupcion descontrolada de los impulsos. Pero este tipo de noticias simplemente nos devuelve la imagen ampliada de la creciente pérdida de control sobre las emociones que tiene lugar en nuestras vidas y en la de quienes nos rodean.

      En la última década hemos asistido a un bombardeo constante de este tipo de noticias que contituyen el fiel reflejo de nuestro grado de torpeza emocional, de nuestra desesperación y de la insensatez de nuestra familia, de nuestra comunidad y, en suma, de toda nuestra sociedad. Estos años constituyen la apretada crónica de la rabia y la desesperación galopantes que bullen en la callada soledad de unos niños cuya madre trabajadora los deja con la TV. como única niñera, en el sufrimiento de los niños abandonados, descuidados o que han sido víctimas de abusos sexuales y en la mezquina intimidad de la violencia conyugal.

      La distinta impronta biológica propia de cada emoción evidencia que cada una de ellas desempeña un papel único en nuestro repertorio emocional. La aparición de nuevos métodos para profundizar en el estudio del cuerpo y del cerebro confirma cada vez con mayor detalle la forma en que cada emoción predispone al cuerpo a un tipo diferente de respuesta.



El ENOJO

      Aumenta el flujo sanguíneo a las manos, haciendo más fácil empuñar un arma o golpear a un enemigo, también aumenta el ritmo cardiaco y la tasa de hormonas que, como la adrenalina, generan la cantidad de energía necesaria para acometer acciones vigorosas.


EL MIEDO

      La sangre se retira del rostro (lo que explica la palidez y la sensación de quedarse frio) y fluye a la musculatura esquelética larga, como las piernas favoreciendo asi la huída. Al mismo tiempo el cuerpo parece paralizarse, aunque solo sea un instante, para calibrar, tal vez, si el hecho de ocultarse pudiera ser una respuesta más adecuada. Las conexiones nerviosas de los centros emocionales del cerebro desencadenan también una respuesta hormonal que pone al cuerpo en estado de alerta general, sumiéndolo en la inquietud y predisponiéndolo para la acción, mientras la atención se fija en la amenaza inmediata con el fin de evaluar la respuesta mas apropiada.


LA FELICIDAD

      Consiste en el aumento de la actividad de un centro cerebral que se encarga de inhibir los sentimientos negativos y de aquietar los estados que generan preocupación, al mismo tiempo que aumenta el caudal de energía disponible. En este caso no hay un cambio fisiológico especial salvo, quizás, una sensación de tranquilidad que hace que el cuerpo se tranquilice mas rápidamente de la excitación biológica provocada por las emociones perturbadoras. Esta condición proporciona al cuerpo un reposo, un estusiasmo y una disponibilidad para afrontar cualquier tarea que se este llevando a cabo y fomentar también, de este modo, la consecución de una amplia variedad de objetivos.


EL AMOR

      Los sentimientos de ternura y la satisfación sexual activan el sistema nervioso parasimpático (el opuesto fisiológico a la lucha-o-huída propia del miedo y de la ira). La pauta de reacción parasimpática engloba un ámplio conjunto de reacciones que implican a todo el cuerpo y que dan lugar a un estado de calma y satisfación que favorece la convivencia.


LA SORPRESA

      El arqueo de cejas que aparece aumenta el campo visual y permite que penetre mas luz en la retina, lo cual nos proporciona mas información sobre el acontecimiento inesperado, facilitando asi el descubrimiento de lo que relmente ocurre y permitiendo elaborar, en consecuencia, el plan de acción mas adecuado.


EL GESTO

      Expresa desagrado, parece ser universal y transmite el mensaje de que algo resulta literal o metafóricamente repulsivo para el gusto o el olfato. La expresión facial de disgusto (ladeando el labio superior y frunciendo ligeramente la nariz), sugiere un intento primordial de cerrar las fosas nasales para evitar un olor nauseabundo o para expulsar un alimento tóxico.


LA TRISTEZA

      La principal función consiste en ayudarnos a asimilar una pérdida irreparable. La tristeza provoca la disminución de la energía y del estusiasmo por las actividades vitales, especialmente las diversiones y los placeres y cuanto mas se profundiza y se acerca a la depresión mas se enlentece el metabolismo corporal.


ANSIEDAD

      Esta emoción consiste en una anticipación catastrófica de malos resultados y un temor difuso. Suele estar envuelta en una atmósfera de preocupación por lo que pueda pasar. Está presente transversalmente en otras emociones como el miedo y la culpa. Provoca una activación general del organismo, irritabilidad, hiperactividad y tensión muscular, y es culpable de las adicciones y de la ruina emocional de mucha gente. Debe ser combatida con la práctica de la relajación muscular, el ejercicio, el yoga y otras técnicas. Sólo cuando el sujeto se ve desbordado procede recurrir a ansiolíticos.


IRA

      Es culpable de muchos conflictos psicológicos y de enfermedades cardiovasculares, aunque sea de forma indirecta. Multitud de investigaciones apuntan en esta dirección, pues al aumentar la adrenalina, ésta erosiona las paredes de los vasos sanguíneos depositándose los ácidos grasos en la parte dañada y dando lugar a obstrucciones y trombos, así como a un aumento de la presión arterial, todo lo cual está contraindicado para nuestro corazón. Lejos de ser reprimida por sistema, esta emoción de enfado debe expresarse de manera adecuada y proporcionada para producir un desatascamiento y una liberación de la carga emocional en beneficio de nuestra salud. Es bueno expresar el enfado para frenar potenciales abusos por parte de los demás.


SONREIR

      Si estoy triste debo actuar como si estuviese alegre, si perezoso como si fuese diligente y si estoy enfadado, mostrándome amable y encantador. Estas conductas producen cambios hormonales y fisiolígicos, por tanto también emocionales. Un ejemplo: practicar la sonrisa, aunque sea forzándola, produce bienestar. Al soreir, el músculo masetero oprime la arteria carótida externa y eso desencadena unos cambios en el cerebro que nos hacen sentir bien.


      Estas predisposiciones biológicas a la acción son modeladas posteriormente por nuestras experiencias vitales y por el medio cultural que nos ha tocado vivir.

      El término emoción se refiere a un sentimiento y a los pensamientos, los estados biológicos, los estados psicobiológios y el tipo de tendencias a la acción que lo caracterizan. Existen centenares de emociones y muchísimas mas mezclas, variaciones, mutaciones y matices diferentes entre todas ellas.

Ira: Rabia, enojo, resentimiento, furia, exasperación, acritud, indignación, animosidad, irritabilidad, hostilidad y, en caso extremo, odio y violencia.

Tristeza: Aflicción, pena, desconsuelo, pesimismo, melancolía, autocompasión, soledad, desaliento, desesperación y, en caso extremo patológico, depresión grave.

Miedo: Ansiedad, aprensión, temor, preocupación, consternación, inquietud, desasosiego, incertidumbre, nerviosismo, angustia, susto, terror y, en el caso de que sea psicopatológico fobia y pánico.

Alegría: Felicidad, gozo, tranquilidad, contento, beatitud, deleite, diversión, dignidad, placer sensual, estremecimiento, rapto, gratificación, satisfación, euforia, capricho, éxtasis y, en caso extremo manía.

Amor: Aceptación, cordialidad, confianza, amabilidad, afinidad, devoción, adoración, enamoramiento y agape.

Sorpresa: Sobresalto, asombro, desconcierto, admiración.

Aversión: Desprecio, desdén, displicencia, asco, antipatía, disgusto y repugnancia.

Verguenza: Culpa, perplejidad, desazon, remordimiento, humillación, pesar y aflicción.


EMOCIÓN ELEMENTO SUSCITADOR FUNCIÓN RESPECTO A UNO MISMO FUNCIÓN RESPECTO A LOS DEMÁS
Ira Frustración de objetivos Eliminar obstáculos Prevenir posibles ataques o agresión en relación al objeto.
Tristeza Pérdida de un objeto valorado; falta de eficacia Reducir la actividad previniendo un posible trauma posterior; conservar energía Suscitar compasión y empatía
Miedo Percepción de peligro Identificar la amenaza; promover huída-ataque Indicar sumisión; prevenir ataques
Desprecio Percepción de superioridad Organizar y mantener la posición social y de dominancia Indicar dominancia sobre otros
Vergüenza/timidez Consciencia de ser observado Proteger posibles violaciones de la intimidad Indicar necesidad de intimidad
Culpa Reconocimiento de haber hecho algo mal cuando el escape no es posible Da lugar a intentos de reparación Producir posturas sumisas que reduzcan la probabilidad de ataque
Asco Percepción de sustancias o individuos nocivos Repeler cosas nocivas          ..............



LABERINTO DE PASIONES

Algúnas pasan pronto; otras son tan fuertes que llegan a cambiarnos la vida. Del correcto manejo de las emociones dependerá en gran medida nuestra salud ... física y mental.

La ruleta de los sentimientos

El psicólogo Robert Plutchik ideó "La ruleta de las emociones" para distinguir entre las primarias y las complejas. Habría ocho básicas que se reducirían a cuatro y sus contrarias: tristeza-alegría, sorpresa-anticipación, aceptación-rechazo y enfado-miedo.

ENFADO + RECHAZO = Despecho
RECHAZO + TRISTEZA = Remordimiento
TRISTEZA + SORPRESA = Decepción
SORPRESA + MIEDO = Pavor
MIEDO + ACEPTACIÓN = Sumisión
ACEPTACIÓN + ALEGRÍA = Amor
ALEGRÍA + ANTICIPACIÓN = Optimismo
ANTICIPACIÓN + ENFADO = Agresividad



EL DESARROLLO DEL CEREBRO


      Para poder comprender mejor el gran poder de las emociones sobre la mente pensante (y la causa del frecuente conflicto existente entre los sentimientos y la razón), consideramos ahora la forma en que ha evolucionado el cerebro. El cerebro del ser humano, ese kilo y pico de células y jugos neurales, tiene un tamaño unas tres veces superior al de nuestros primos evolutivos, los primates no humanos. A lo largo de millones de años de evolución, el cerebro ha ido creciendo desde abajo hacia arriba, por así decirlo, y los centros superiores constituyen derevaciones de los centros inferiores mas antiguos.

      La región mas primitiva del cerebro, una región que compartimos con todas aquellas especies que solo disponen de un rudimentario sistema nervioso, es el Talo enfefálico, que se halla en la parte superior de la médula espinal. Este cerebro rudimentario regula las funciones vitales básicas, como la respiración, el metabolismo de los otros órganos corporales y las reacciones y movimientos automáticos.

      Podriamos decir que regula el funcionamiento del cuerpo y asegura la supervivencia del individuo.

      De este cerebro primitivo (el tallo encefálico) emergieron los centros emocionales que, millones de años mas tarde, dieron lugar al cerebro pensante (o neocórtex) ese gran bulbo de tejidos replegados sobre si que configuran el estrato superior de Sistema Nervioso. El hecho de que el cerebro emocional sea muy anterior al racional y que este sea una derivación de aquél, revela con claridad las auténticas relaciones existentes entre el pensamiento y el sentimiento.

      La raíz mas primitiva de nuestra vida emocional radica en el sentido del olfato, o mas precisamente en el lóbulo olfatorio, el que se encarga de registrar y analizar los olores. A partir de este lóbulo empezaron a desarrollarse los centros mas antiguos de la vida emocional, que fueron evolucionando hasta terminar recubriendo por completo la parte superior de Tallo Encefáclico.

      Con la aparición de los primeros mamíferos emergieron también nuevos estratos fundamentales en el cerebro emocional, estos estratos rodearon al tallo encefálico a modo de rosquilla en cuyo hueco se aloja el Tallo Encefálico. A esta parte del cerebro que envuelve y rodea el Tallo Encefálico se le denominó Sistema Límbico, término que significa anillo. Cuando estamos atrapados por el deseo o la rabia, cuando el amor nos enloquece o el miedo nos hace retroceder, nos hallamos, en realidad, bajo la influencia del Sistema Límbico. La evolución de este sistema puso a punto a dos poderosas herramientas: EL APRENDIZAJE Y LA MEMORIA.

      A lo largo de la evolución el neocórtex permitio un ajuste fino que supuso una ventaja para el individuo para superar las adversidades, haciendo más probable la transmisión de los genes a la descendencia. Nuestra supervivencia debe mucho al talento del neocórtex para la estrategia, planificación y otras estrategias mentales y de el proceden también sus frutos mas maduros: EL ARTE, LA CIVILIZACIÓN Y LA CULTURA. En en sentimiento del amor por ejemplo, las estructuras límbicas generan sentimientos de placer y deseo sexual, la aparición del neocórtex y de sus conexiones con el sistema límbico, permitió el vínculo entre madre e hijo, pareja etc..., que en los animales carentes de neocórtex como los reptiles carecen de ello por eso no se reconocen como madre e hijo y estos últimos deben ponerse a salvo de la madre para no ser comidos por ella.

      A medida que ascendemos en la escala filogenética que conduce de los reptiles hasta el ser humano, aumenta la masa neta del noecórtex, un incremento que supone una progresión geométrica en el número de interconexiones neuronales, y cuanto mayor es el número de tales conexiones, mayor es también la variedad de respuestas posibles. El neocórtex permite pués un aumento de la sutileza y complejidad de la vida emocional, como por ejemplo, tener sentimientos sobre nuestros sentimientos. El número de interconexiones existentes entre el Sistema Límbico y el neocórtex es superior a cualquier especie en el ser humano.


Daniel Goleman INTELIGENCIA EMOCIONAL

 Inicio